La gastronomía gaditana es el fruto de años y viajes de historia al servicio de los fogones. Con alimentos de otros mundos, unos traídos con el descubrimiento de América, otros de las orillas más lejanas del Mediterráneo. Exquisita, tradicional, novedosa como en Aponiente, donde Ángel León, con dos estrellas Michelin, explora el plancton para que el mar quepa en un plato.

Fenicios, romanos, árabes, misioneros de ida y vuelta a las Indias, todos hicieron su aportación a la mesa y hoy Cádiz destaca en los guisos y en los postres, en la tapas y en la copa.

La gastronomía gaditana es también un retrato de su paisaje, de la amplitud de su costa y de las alturas del interior, del bosque denso de los alcornocales, de la huerta fértil de Conil y de muchos pueblos blancos. Una despensa natural.

Destacan en la Bahía de Cádiz los guisos marineros con cazón, corvina y rape, los pescados frescos como urtas, doradas, pargos… sin olvidar los mariscos, langostinos y galeras de Sanlúcar, las gambas de la bahía, o las singulares ortiguillas, los erizos y ostiones.Y cómo no probar en Cádiz las «tortillitas de camarones».

En la costa atlántica el atún procedente de la almadraba, un arte de pesca de origen fenicio que ya se practicaba en el 1.100 a.C. Con el tiempo cobró tal importancia que los romanos acuñaron su figura en las monedas.En la costa mediterránea los espetos de sardinas a pie de playa y hacia el interior la variedad de guisos de «cuchara»

Cádiz es también tierra de caza y por eso los platos de venado, perdiz y conejo están muy arraigados en la provincia. Tanto como los guisos, cocidos y potajes, con productos de la tierra y con hierbas silvestres. Como ingrediente indispensable de todas las elaboraciones, el aceite de oliva de la Sierra de Cádiz, con denominación de origen desde el 2002.Sin olvidar los quesos de la Sierra de Cádiz que cada vez son más reconocidos nacional e internacionalmente, sobretodo el «payoyo» queso elaborado de forma artesanal a partir de leche de cabra payoya, una cabra autóctona de la Sierra de Grazalema. Este queso cuenta en su currículum con innumerables premios.

Otro ingrediente de lujo de la cocina gaditana es el vino de Jerez, cuya amplia gama permite que exista un jerez para cada ocasión. Un vino que forma parte del recetario nacional e internacional.

 

Platos típicos

Gazpacho. Fideos con caballa. Cocido. Puchero. Sopa de Pescado. Adobo. Carne con tomate. Carne con tagarninas. Codornices asadas con hoja de vid. Pavo a la pepitoria. Perdices a lo torero. Perdices con fideo. Rabo de Toro. Caballas con babetas. Sangre con tomate. Huevos a la flamenca. Escabeche. Salsa Verde. Sobrehusa para pescado. Fritura de pescado. Atún encebollado. Ropa Vieja. Huevas Fritas. Almejas con fideos. Almejas a la gaditana. Salmonetitos fritos. Lenguado de estero. Chocos con papas. Raya en amarillo. Camarones.