La provincia gaditana es una joya de la naturaleza por sus cuatro puntos cardinales. Posee un litoral rico en flora y fauna, una vegetación natural sin parangón en sus ecosistemas de montaña y paisajes naturales sin precio. Toda este potencial se ha puesto en valor en una guía con 300 rutas publicada por la diputación provincial. El senderismo en Cádiz está en boga y nosotros hemos seleccionado para ti los diez mejores recorridos para que conozcas de primera mano este bello rincón del sur de España. El turismo verde suma más de 2000 kilómetros y ahora es el momento de que lo disfrutes

 

1. Cerro del Águila

Senderismo en Cádiz - Laguna del Tarelo. Fotografía: asociacion-andalus.org

 

Dentro de las rutas de senderismo en Cádiz la de Cerro del Águila es asequible para la mayoría de los públicos. Tiene una dificultad baja que dura 1 hora y 45 minutos para una distancia de 4 kilómetros. Es ideal para hacer con niños. Para llegar desde Sanlúcar de Barrameda tienes que tomar la carretera secundaria CA-9027 en dirección a La Algaida. Esta vía llega hasta la entrada del Pinar de Monte Algaida, donde comienza el sendero.

En la otra orilla del Guadalquivir, Doñana sigue siendo un espacio cargado de riquezas. Este camino descubre parte de ellas, ofreciendo un recorrido por una zona en la que puedes encontrar numerosas especies.

No te pierdas la laguna de Tarelo que es refugio de muchas aves, entre las que es posible observar malvasías, porrones o somormujos junto con zampullines y fochas. En cuanto a la vegetación, durante el itinerario tienes la oportunidad de observar principalmente grandes pinos y sabinas.

 

2. Río Majaceite

Río Majaceite

 

Este sendero es uno de los más practicados de la Sierra de Grazalema. La facilidad de su recorrido y el hermoso paraje que atraviesa lo hacen idóneo como paseo familiar. Su intensidad es baja y abarca 4,3 kilómetros que se hacen en dos horas. El sendero se inicia en la parte Noroeste de Benamahoma, la zona baja del pueblo. Junto a la venta El Bujío. Se puede acceder por la calle La Cuesta de la Venta.

La ruta discurre paralela al río Majaceite y conecta el núcleo urbano de Banamahoma (Grazalema) con el de El Bosque. Este río ofrece un magnífico bosque galería, un túnel vegetal de gran belleza y frescura. Los chopos, sauces, adelfas, zarzaparrillas, rosales, zarzas, clemátides y madreselvas entre otras, crecen tan apretadas que hacen impenetrable las orillas del río, proporcionando un seguro refugio a la abundante fauna que aquí reside, donde destaca la nutria. No olvides inmortalizar estos momentos con tu cámara de fotos y afina el oído para escuchar el canto inigualable del ruiseñor.

 

3. La Calzada Romana

Calzada Romana Grazalema

 

En Benaocaz, el sendero se inicia sobre la A-2302, justo donde se encuentra la parada de autobús del pueblo. Si se inicia desde Ubrique, hay que buscar el convento o ermita de San Juan.  Se trata de una ruta de intensidad baja de 3,3 kilómetros y una hora de duración, ideal para disfrutar de manera relajada del paisaje.

Este sendero conjuga naturaleza y cultura. Un patrimonio que permite conocer parte del parque natural desde Benaocaz a Ubrique y la historia de su poblamiento. La calzada romana era el modelo de camino utilizado por Roma para la vertebración de su Imperio, sentando así las bases de las redes actuales de comunicaciones.

Desde el Salto de la Mora, la ciudad romana de Ocuri se asoma al sendero, mientras la desaparecida villa de Archite apenas deja ver sus restos